Archive for the ‘Temas personales’ Category

h1

RetroMallorca, eficiencia y calidad humana

diciembre 20, 2011

El pasado 2 de diciembre embarqué, acompañado de mi amigo César Astudillo, rumbo a Mallorca en un avión de Spanair. Asistíamos invitados por los compañeros de Retroactivo, asociación recien nacida que comparte con la AUIC buena parte de sus fines y que organizaba la segunda edición de RetroMallorca, uno de los muchos acontecimientos que el “boom retro” ha traido al panorama español.

Tenía serias dudas sobre la realización de este viaje, porque no se puede decir que mi situación personal sea la mejor, no es ya solamente la cuestión laboral, que también, sino que arrastro desde hace un año complicaciones de salud derivadas probablemente de esta última. Pero obviaré más detalles, para mi este blog es un espacio de transformación y creo que RetroMallorca merece todas mis buenas palabras, así que las iré encadenando sin centrarme en los contenidos, sino en la calidad humana que rodeó la celebración de esta gran cita para los apasionados de la informática clásica.

Una vez aterrizados en Palma la organización se volcó con nosotros, y Aina, una de las responsables de toda la logística que acompaña a esta clase de eventos, nos acercó al hotel. En teoría íbamos en el avión con Grabiel Ortas, que actualmente trabaja en Pyro Studios y cuyo pasado de 8 bits resulta sumamente interesante, lamentablemente no le conocíamos, por lo que compartimos avión, pero no un buen debate. Un detalle significativo es que Grabiel cogió un taxi al hotel, ya que no sabía que venían a recogerle, de hecho nos confirmó que no está acostumbrado a tantas atenciones por parte de otras organizaciones.

La primera noche nos invitaron a cenar, así que pude volver a verme tras muchísimos años con viejos compañeros y amigos de la escena de MSX, tal como Marce o Juansa, que colaboraban activamente (nunca mejor dicho) en el buen desarrollo técnico de RetroMallorca. No sólo eso, tuve el honor de conocer esa misma tarde a Emilio Rubio, autor de la mítica web partyspain.org, con el que había cruzado correos desde las primeras ediciones de la MadriSX, lo último que me esperaba era encontrármelo en tierras mallorquinas. Esto venía a confirmar que al igual que RetroMadrid, RetroMallorca ha nacido de la “escena”, ¿de dónde sino?.

Viajar nos ofrece una experiencia cultural tremenda. Siempre he defendido que cualquier afición no es sino una excusa para conocer gente, y de esta manera RetroMallorca y la excelente “sobrasada”, que ciertamente nada tenía que ver con la que conocemos en la península,  iban a pasar a formar parte de mi cultura 🙂


Lo mejor llegó al día siguiente…

Si, no lo dudo, mi madre y cualquiera de vuestras respectivas madres habría dicho lo mismo: “hijo, ¿cómo vas a Mallorca para meterte en un recinto cerrado lleno de gente rara que le gusta los aparatitos obsoletos?”. Vosotros sabéis muy bien lo que nos mueve a estar en esta afición, así que no me entretendré en argumentos que validen mi opinión.

Nuevamente la organización se portó de lujo y Aina vino a recogernos al hotel a una hora razonable, lo que me/nos permitió dormir bastante bien y llegar despejados a la gran cita. Como arriba estaban ultimando detalles organizativos y prefería no subir a ver las “vergüenzas”, pues decidí quedarme abajo con César y Grabiel tomando un delicioso café junto con una reportera de Radio IB3 que al final sólo tuvo tiempo de entrevistar a Grabiel, ¡pobre César!, con el esfuerzo que había dedicado a sintetizar sus respuestas 😉

Hablaremos de sintetizadores más tarde, porque cuando se inauguró RetroMallorca subí sin más dilación a la planta donde tenía lugar tan magno acontecimiento, y, francamente, me quedé realmente sorprendido al llegar al acceso y contemplar ante mis ojos un recinto decorado y cuidado hasta el más mínimo de los detalles, tanto es así que había proyectores, muebles a medida, ornamentos en vinilo y un sinfín de detalles que ya quisiera para si RetroMadrid, y no es por desmerecer a nadie, pero esta gente con su limitado presupuesto había conseguido “retroactivar” toda una planta del centro cultural “Sa Nostra”, en pleno centro de Palma.

Me di una primera pasada y tan sólo echaba de menos el ambiente expositor que tiene RetroMadrid o RetroCoruña, pero es entendible porque estamos hablando de una cita que tiene lugar en Palma de Mallorca, aislados (nunca mejor dicho) y con menos público objetivo, sin embargo esas desventajas las habían transformado en ventajas, y optimizando el espacio habían incluso reciclado la anterior exposición que había tenido lugar en ese mismo espacio, para así dar más vistosidad a la nueva RetroMallorca, que en su segunda edición superó con mucho el listón, ya de por si alto, de la pasada edición, a la que lamentablemente no pude asistir.


Como en toda afición, vivimos en los últimos tiempos un debate sobre esta clase de eventos, en los que a algunos les gusta más el elemento cultural, a otros les encanta la exposición y finalmente está la vertiente del “cacharreo”, que consiste en desmontar y trastear ante el público asistente toda suerte de ordenadores y consolas. Yo personalmente creo que todo tiene cabida si el espacio y la capacidad organizativa dan vía libre a ello, pero en RetroMallorca prefirieron (para mi gusto con acierto) centrarse en el aspecto expositivo y cultural, con lo que dotaron de muchísima actividad al salón de actos principal del centro cultural, en el cual se sucedieron unas conferencias a cada cual más interesante. Por mi alma “MSXera” la que más me gustó fue sin duda la de Nestor Soriano “konamiman”, que me puso al día en poco tiempo al respecto del “hardware” MSX. Sin embargo al público supongo que le debió dejar alucinado (me incluyo, aunque ya iba sobre aviso) el comienzo de la memorable conferencia de César Astudillo, en la que habló de la presión barométrica en la estación meteorológica del Puerto de Palma, nos os digo nada más, el resto supongo que saldrá pronto publicado en un vídeo que nos os debéis perder.

Grabiel Ortas también nos tuvo un buen rato entretenidos con un recorrido histórico por la industria del “software”, y ojala hubiese habido más tiempo, porque al final se quedó escaso para recorrer con más detalle la fase que menos conocemos, que es la posterior al declive y finalización de la considerada “edad de oro del software español”. Pocos pueden contar en primera persona el haber sobrevivido a esa debacle manteniéndose en el sector de continuo.

Me gustó mucho la conferencia de David sobre la historia de los videojuegos, muy currada y trabajada. Tan sólo le faltó soltarse a hablar sin miedo a equivocarse, es bueno cuando se está ahí arriba pensar que todos somos humanos y que un error o desliz es mejor que quedarse bloqueado, no obstante todo es cuestión de repetir y repetir hasta que salga perfecta 🙂

¡Y lo mejor para el final!, quizás a algunos les parezca “ruido”, pero el espectáculo de Pedro Trotz y su equipo fue de quitarse el sombrero, porque se atrevieron a interactuar con el público y el videojuego Space Invaders, dando cobertura sonora al juego, que según se complicaba para el jugador, también se complicaba en lo musical, acelerando la música para tensionar el ambiente. Esto fue acompañado de una sesión de música “chiptunes”, sintetizador y un fondo gráfico muy propio de la “demoscene”.

Sentí no poder asistir a todas las conferencias, como la del mismo Pedro Trotz sobre la producción musical en 8 bits, o la proyección de un vídeo documental dedicado a las consolas “rarillas”.

No debo olvidar la cantidad de detalles que acompañaban a la exposición, desde vitrinas a medida, hasta fichas realizadas manualmente en las que se revisaba hasta el último megaherzio de los diversos ordenadores. Francamente, se me hizo muy corto y el lunes cuando asistí al desmontaje no pude dejar de sentir cierta sensación de que se había focalizado muchísimo esfuerzo en un lapso muy corto de tiempo, aunque no deja de ser cierto que un millar de visitantes bien mereció la pena. Pude conocer, con todo desmontado ya, a Eduardo Robsy, uno de los que fundó Karoshi y el MSX Dev.


Pero para que se tranquilice mi madre, debo decir que si tuve tiempo de visitar la isla de Mallorca 🙂

Recuperando el espíritu de esas viejas MadriSX en las que nos íbamos a hacer turismo con invitados y expositores, en esta ocasión los compañeros de Mallorca hicieron lo propio y nos llevaron a Grabiel y a mi a desayunar unas ensaimadas (de las de verdad) a un conocido café de Palma. Grabiel por cierto tuvo la fortuna de llevarse la reserva de una tal “Caty”,  de modo que se quedó con sus ensaimadas . ^_^

César por su parte había regresado el mismo sábado por la tarde a Madrid. Yo en cambio no quise perderme la oportunidad de visitar la isla, así que hice un pequeño periplo por diversas zonas, entre otras fuimos a Valldemosa, así pude conocer mejor a David “Donaire” & Family, Joaquín “Ximo” y charlar de nuevo con Chiho, que no la veía desde que me crucé con ella (sorpresivamente) en el metro de Madrid, porque… ¿qué hacía una japonesa afincada en Mallorca cruzando el intercambiador de Avenida de América?. Por suerte en esta RetroMallorca pude solucionar muchos misterios.

Y hablando de reencuentros, tuve ocasión de ver a Nestor y Kyoko, con sus adjuntos Daiki y Kaito, ¡hasta incluso conocí a la madre del lider!. Me hizo mucha ilusión ver de nuevo a casi todos los “viejos” miembros de la secta MeSXes (ya lo explicaré otro día) que nos habían abandonado poco a poco a los MSXeros, pero de ellos me quedo con todos los buenos recuerdos que compartimos en las RUs de Barcelona y las extintas MadriSX, sabiendo que las etapas pasan, pero las memorias perduran.

No puedo más que expresar mi agradecimiento a este excelente “kernel” de gente afincada en Mallorca que hizo posible el 3 de diciembre de 2011 uno de esos milagros que sólo contemplamos cuando con eficiencia, muy poquitos recursos y mucha imaginación, conseguimos despertar pensamientos de 8 bits, aquellos que nunca murieron, y que ahora con acontecimientos como RetroMallorca bien sabemos que pervivirán muchos años más. GRACIAS.

PD. Fue una lástima que no me diese tiempo a probar el baño de Xisca ;-D

on

Anuncios
h1

Empiezo a creer…

mayo 19, 2011

“La apatía de nuestra sociedad comenzó cuando la comodidad de no tener que pedir ni exigir nada, era la pauta común de nuestro comportamiento, finalmente el individualismo nos terminó por convertir en “blancos” fáciles para un nuevo enemigo…”

Desde hace muchos años las sociedades europeas han atravesado una bonanza sin igual, los sistemas democráticos se han afianzado y hemos disfrutado de muchas mejoras que nos han permitido disfrutar de cambios positivos impensables hace apenas un siglo.

Yo he vivido de cerca decenas de manifestaciones y acontecimientos que a un nivel local han cambiado las cosas, pero, en los últimos años, incluso a ese nivel era difícil hacer posibles los cambios, ¿por qué?, quizás porque en medio de una imaginativa situación en donde todos íbamos a ser ricos gracias a la posesión de un bien inmueble, resultó que durante años… muuuuchos años, diría yo que casi dos décadas, la sociedad española, y por extensión muchas otras sociedades a nivel global, sintieron que venía un nuevo orden en el que todos íbamos a ser partícipes de un nuevo maná, de la noche a la mañana todos podíamos hacernos ricos con acciones, ladrillos, derivados  y ya de paso esclavizar en paises emergentes a los medios de producción, para así comprar barato y ganar unas cantidades bárbaras de dinero dedicándonos a no hacer nada o muy poco. Habíamos olvidado las burbujas de comienzos de siglo, las que derivaron en unas tristísimas guerras.

Un sistema injusto es por definición una bomba de relojería. Históricamente los límites en los que una sociedad termina por revolucionarse han ido variando, y de forma casi matemática se puede aplicar un porcentaje de menoscabo de derechos  en el que una sociedad deja de ser tal y se convierte en un grupo de gente que explota y humilla a otro, generalmente mayor, que finalmente cabreado acaba (lamentablemente) quemando, guillotinando y asesinando a los que consideran la causa de sus males, con los efectos colaterales que esto puede conllevar.

Sin embargo estamos en el siglo XXI, la sociedad actual no está preparada para aceptar manifestaciones violentas y sanguinarias, no quiere cambiar a costa de perder su integridad y principios morales, ya que lograrlos ha supuesto en décadas anteriores la pérdida de muchas vidas  y el nacimiento de  odios (aún presentes) que por fortuna somos sabedores de que no conducen más que a la división, al miedo y a la regresión a situaciones en las que las ideas no pueden fluir libremente, sean las que sean.

Supongo que alguien ya habrá entendido que estoy de alguna forma adelantando los orígenes de un movimiento, ahora llamado “15-M”, que en estos días va a ser protagonista, pero que se diluirá como tantos otros y dejará a cambio unos resultados más o menos positivos para la sociedad española. Me parece fascinante que hayamos sido nosotros, los españoles, los  pioneros en Europa en llevar a la calle las movilizaciones que desde luego no han faltado en Grecia o Portugal, pero que por fortuna nosotros estamos convirtiendo en algo muy parecido a lo que se ha gestado en tantos otros sitios, y es que hemos juntado acampadas, con caceroladas, manifestaciones y explosión en redes sociales, arrejuntando en un movimiento todo el proceso aprendido meses atrás con los ejemplos de Islandia, paises árabes y naturalmente nuestras propias experiencias, que también las tenemos.

El 14 de mayo de 2006 fue una fecha histórica porque nacieron las “sentadas por una vivienda digna”, un movimiento ciudadano que murió tan pronto fue utilizado e instrumentalizado, y es que la causa de esta gravísima crisis sistémica había atacado por entonces a muchos jóvenes, causando el problema de la inaccesibilidad a la vivienda (derecho amparado por la Constitución en su artículo 47). Yo por entonces era, tal como siempre he sido, un romántico, un soñador, un idealista en definitiva que ha encarnado el rol de militante, activista y persona implicada, ya sea con RetroMadrid, ya sea con la Plataforma por una Vivienda Digna, ya sea ahora con el 15-M. Cuando veo movimientos no excluyentes, me uno a ellos, y si no existen los creo, intentando de alguna forma llevar un estilo de vida lo menos hipócrita posible, y hasta ahora no me ha ido nada mal. De hecho soy un joven afortunado, porque vivo  relativamente bien, y aunque actualmente estoy parado, la razón de mi indignación no es esa, la razón de mi indignación viene de  la ceguera colectiva que hemos tenido.

Cuando en 2002 empecé a oler chamusquina, no tardé en darme cuenta muy pronto de que algo raro nos estaba pasando a todos, para empezar yo acababa de comenzar a trabajar en 1999 y veía como de repente explotaba una burbuja llamada “.com”, con esa excusa mi salario quedó congelado, muchos compañeros se fueron sin ser sustituidos, a otros los despidieron con diversas excusas, y yo terminé por quedarme casi sólo en mi departamento, aún así aguanté. Posteriormente llegada mi decisión de independizarme tras tener contrato indefinido en 2003, resultó que otra burbuja en ciernes comenzó a inflarse, y mis ahorros no daban ni para plantearse un alquiler. Mi indignación crecía, no era ya sólo mi salario congelado o mi falta de perspectiva laboral, sino el ver que compañeros que se marchaban iban a trabajos no mucho mejores, el ver que amigos recien salidos de la universidad empalmaban una beca tras otra, el ver que cada día empeoraban más las condiciones laborales.

Era 2004, mi primera canalización de la indignación fue a través de la Plataforma por una Vivienda Digna, que junto a otros colectivos se movilizó en Madrid en marzo, ese año yo organizaba la primera MadriSX & Retro y no pude ir a la también primerísima manifestación contra la especulación inmobiliaria. Justo ese año nació mi proyecto “Burbujona” y empecé una durísima tarea que me ha arrastrado hasta casi la depresión, intentando concienciar a familiares y amigos. Es sumamente agotador cambiar conciencias.

En 2006 como dije, nacieron las “sentadas por una vivienda digna”, la Plataforma por una Vivienda Digna se constituyó en asociación y justo a la vez nació “MadriSX.org”, el proyecto de asociación para divulgar la informática clásica, en todas esas “zambras” andaba metido, y por si fuera poco acababa de ser fiel a mis principios y me había conseguido independizar marchándome de alquiler a un bonito apartamento en Cuatro Caminos.

Mi indignación crecía pese a todo, y es cierto, tenía capacidad económica para independizarme, podía vivir por mi cuenta y tampoco parecían ir tan mal las cosas, pero a la vez veía como el litoral español era destruido, como mi ciudad se volvía inhabitable a la vez que las gruas campaban por doquier, a muchos amigos no tan afortunados les empezaba a ver con algunos problemas económicos, había gente víctima de la violencia inmobiliaria, y lo peor es que casi nadie se daba cuenta, todavía ciegos de una falsa riqueza, la mayor parte de la sociedad seguía erre que erre sin darse cuenta de la grandiosa estafa que estaba siendo perpetrada delante de sus narices.

El sistema estaba tan bien tejido que poco a poco miles de millones de euros de nuestro futuro se iban por un sumidero del tamaño de la tierra, nuestro dinero se trasladaba a ayuntamientos derrochadores que ejecutaban obras (muchas de ellas ilegales) faraónicas a base de endeudamiento, había cada vez más partidos políticos repletos de personas que se lucraban por una vía u otra, no faltaba el dinero opaco que evadía los impuestos, paraisos fiscales, maletines llenos de 500 €, y mientras tanto en mi entorno seguía oyendo la eterna cantinela de “bajar nunca bajan”, “al principio es difícil, luego es fácil”, “compra ahora o no podrás hacerlo nunca”… No hice ni puñetero caso, conseguí pasar a un sector laboral más anticíclico como la medicina, pero allí, una vez más, contemplé estupefacto como el ladrillo había metido la zarpa: obras de hospitales que se ejecutaban sin pagar a sus proveedores, retrasos en los pagos, recortes nunca vistos en la sanidad pública, nos decían que fuésemos a la privada, en la sanidad privada al final se reflejó lo mismo que en la pública, menos ventas, más presión…

Pese a todo y tras nueve años en la EMV de Madrid, me asignaron una (cara) vivienda de protección, que mal que bien me permitió salir del alquiler que año tras año me iban subiendo hasta absorber casi el 50% de mi salario, y pude en Vallecas comenzar otra vida con los ahorros de tantos años de esfuerzo, y eso que conseguí una opción algo más barata, pero no era más que un parche a esta calamitosa situación. Entre tanto llego en 2008 la famosa explosión de agencias de calificación, entidades de crédito y demás, que, en EEUU, acabaron contagiando al mundo con esa sangría que se había perpetrado en un sistema que había llegado a unos extremos inaceptables de corrupción e inmoralidad, fruto de la receta del mal llamado “liberalismo ecónomico”, que no es más que la máscara del “mirad hacia otro lado mientras os estoy robando delante de vuestras narices”.

Es así como finalmente se ha gestado el movimiento surgido el pasado 15-M. Al igual que ha pasado en paises árabes, la dichosa manía de buscar responsables, instigadores o ideologías detrás de un movimiento, ha hecho que se esté manipulando de forma continuada algo que ha nacido de la nada, para ser exactos de un tío indignado que leyó probablemente el libro “Indignaos” de Hessel y decidió abrir una página para reclamar una democracia de verdad, esa que la dictadura de los mercados ha barrido de un plumazo en poco más de dos años, esa que tanto nos había costado fraguar y si acaso apenas mantener.

Yo considero que a lo largo de los años 80 se estaba creando algo muy bonito entre todos, hasta que de repente pasó lo del referendum de la OTAN, seguida por la corrupción del PSOE  y la posterior llegada del PP, añadiendo la increible pérdida de poder del asociacionismo, la masificación de las universidades y el ya gravísimo “No a la guerra”, seguido de su instrumentalización política y el uso que se le dio a los ciudadanos tras 2004, que castigaron al PP y seguidamente fueron terriblemente engañados por el PSOE, y no olvidemos lo ocurrido en la Comunidad de Madrid, cuando el urbanismo metió a Esperanza Aguirre en el gobierno de esta comunidad, y que aún es pronto para que se den cuenta, pero pronto muchos madrileños entenderán lo ocurrido tras la falsa sonrisa de Aguirre, y es que mientras le dejábamos gestionar (en una aparente perfección) nuestra región, hemos empezado a ver como el transporte público se ha encarecido enormemente, la sanidad tiene efectivamente más hospitales, pero peor atención médica, el agua que la reina Isabel II puso en nuestras manos va  a terminar convertida en una S.A. al uso, y por si esto fuera poco, ahora crea exclusiones y defiende una educación diferenciada, como si mezclar fuera malo, cuando gracias a la diversidad yo he vivido la alegría de ver que los que tenemos mejores capacidades podemos ayudar a los que necesitan un poco de apoyo porque por diversas razones no tienen buenos resultados.

¿Qué clase de sociedad monstruosa plantea este sistema?, a mi sinceramente me huele a basura, a podredumbre, y atónito asisto a lo sucedido en varios paises nórdicos con el ascenso de la ultraderecha, o lo ocurrido con el Tratado Schengen, ¿a qué demonios juega Europa?, ¿no son capaces los ciudadanos de ver que la causa de todo esto no son los inmigrantes, el euro o la apertura de fronteras?.

Tengo fe ciega en las redes sociales, mi círculo de contactos ya merodea un área de influencia de cerca de 15.000 personas. Tras lo sucedido estos años veo que como bien decía Punset en su programa “Redes”, todos estamos conectados y tenemos una influencia mucho mayor de la imaginada sobre nuestro entorno. Ahora por fin empiezo a creer, precisamente tras pasar un año especialmente jodido, porque he visto como uno tras otros mis proyectos han ido cayendo, desde RetroMadrid que no ha podido celebrarse en 2011, hasta la pérdida de mi trabajo, donde estuve 11 años seguidos en una empresa en la que creía,  pero en la que por cuestiones personales he visto que mi esfuerzo no ha podido a la poca capacidad de ver más allá de las apariencias que tienen algunos.

De aquí a las elecciones generales de 2012 van a pasar muchas cosas. Como buen observador ya veo el futuro más prometedor y repleto de posibilidades, he visto como las redes sociales son muy potentes, como los blogs  terminan calando cuando transmiten ideas innovadoras y positivas, como el cambio es un factor siempre necesario para avanzar, que aunque cueste, al final la razón poco a poco se impone, y, sobre todo, veo que mucha gente hemos evolucionado a un estado de pensamiento muy diferente, muy lejano a las viejas doctrinas que encasillaban a los seres humanos por su clase o condición, y es que el ser humano es egoista, pero también es solidario. El ser humano sabe amar, pero también matar. El ser humano le gusta ser escuchado, pero también escuchar, y esa esa en definitiva la causa de que la sociedad exista y sea necesaria. Sin equilibro la sociedad no es posible, y por eso en una sociedad del conocimiento y las redes sociales,  el balanceo definitivo a una sociedad planetaria ya es posible, tan sólo queda que los pilares sean sembrados, para ello quedan años de trabajo y esfuerzo, y este movimiento del 15-M es uno más de entre los cientos que van a surgir en toda Europa, ahora veremos si hemos madurado como sociedad, y sobre todo nos daremos cuenta poco a poco del increible efecto de Internet sobre esta “nave espacial” de 6.000 millones y pico de personas que merece ser cuidada y conocida por los que viajan con ella a través del inmenso Universo.

h1

Si, yo soy un “swapper”

febrero 14, 2010

Somos una especie diferente, y nuestro trabajo es mucha veces el menos reconocido de todos, sin embargo somos los que hacemos que los artistas en el ámbito que sea, acaben saliendo a la luz. El término castellano más exacto para alguien que se define como “swapper” es el de mecenas, porque muchísimas veces, sin esperar nada a cambio, ayudamos a aquellos que por si solos tienen dificultad para abrirse a la sociedad.

¿En qué consiste ser un “swapper?…

El término “swapper” se acuñó en la mítica escena de Amiga, cuando un montón de grupos se juntaban en diversos rincones de la geografía europea para demostrarse que podían explotar al máximo esos Motorola 68000 que alojaban en su interior los míticos Commodore.

Mat/Ozone fue reconocido como uno de los más famosos “swapper” de esa escena, pero ha habido otros muchos, algunos incluso ni tan siquiera les gustaba la informática y sin embargo les encantaba socializarse, encontrar su lugar en el mundo.

Mi caso es particular, porque soy un apasionado de la informática desde que un Commodore Vic 20 se cruzó en mi vida, por aquel entonces tendría 4-5 años y recuerdo con nitidez mis primeras experiencias catódicas, cargando una cinta de juegos en BASIC y empezando a experimentar mis primeros “pokes”. Pero llegado el momento me encontré un poco fuera de lugar porque nunca me llegó a gustar la programación, tampoco brillaba en el campo del diseño (la vieja web de MSX Power Replay es testigo de ello) y en general rehuía de todo aquello que implicase aislamiento durante horas.

¿Qué pasó al final?, pues que accidentalmente encontré mi lugar en el mundo cuando en 1994 se me ocurrió de la nada crear una agrupación de MSX, mi perseverancia fue tal que en apenas un año organicé con 15-16 años una reunión de usuarios en Madrid a la que vino gente de Valencia, Santander, País Vasco, Barcelona, Segovia, etc… ¡con 15-16 años!, seguro que muchos “chiquillos” de esa edad no han salido de su Tuenti. Posteriormente los años me fueron dando rodaje y el reflejo de mi actividad está en la web que anteriormente he enlazado.

Volviendo a la terminología. “Swapper” es aquel que dedica todo su esfuerzo y recursos a que otros conozcan la obra de gente que destaca en algo, hoy en día las redes sociales lo ponen más fácil, pero en 1997 con 18 años recien cumplidos me atreví a marchar de viaje a Holanda en representación del club que regentaba, poco después ya conocía a italianos, holandeses, austriacos, japoneses e incluso brasileños. Esa experiencia ha sido para mi muy enriquecedora, y gracias a mi labor, gente de Madrid y otros lugares se benefició de un punto de encuentro que mantuve activo hasta que ya no tuvo demasiado sentido continuar en 2001 porque ya no existía suficiente actividad en torno a mi ordenador favorito: el MSX.

Sin embargo la nueva ruta que elegí (acertadamente) fue la de abrir la feria/reunión que organizaba año tras año a todo tipo de sistemas informáticos, y más recientemente a recreativas y todo tipo de videojuegos de época. hoy en día RetroMadrid es una feria que organizo con todo el cariño y que el año pasado la saqué de la nada en medio de un tumulto interno en la propia asociación que fundé (AUIC). España es un país netamente individualista, eso conlleva para los “swappers” muchos problemas de índole puramente político. Es muy duro tratar con las personas, nosotros al estar en medio de todos los fregados solemos llevarnos las “tortas” y las “culpas” de otros. Pero debemos ser cabezotas, porque nuestra terquedad y empeño nunca se frenan cuando el barro se acumula a nuestros pies.

Ser “swapper” tiene un aspecto muy positivo, y es que el estar en medio nos permite conocer a gente maravillosa, a personas que como nosotros mantienen en todo momento una simpatía a nuestros proyectos. En general la gente es buena, pero muy desconfiada, y muchas veces la exigencia que tienen contigo es parecida a la que tiene un “presidente” en la comunidad de vecinos, encima de que nos enmarronamos, luego nos llueven los líos y algunos pretenden que “traguemos” sin rechistar. Yo en ese aspecto soy un mal “swapper”, porque no soy nada político y generalmente digo las cosas como son, no como quieren oirlas, de ese modo suelo muchas veces caer en situaciones poco agradables que tienden a minar relaciones con personas que no admiten que otros sean iguales a ellos, yo por ejemplo soporto mal las críticas, especialmente las destructivas, y sin embargo aquellos que las emiten suelen ser los que habitualmente no admiten un sólo “pero” a lo que ellos hacen o dicen, curioso.

Para finalizar queda decir que ser “swapper” implica ser siempre uno de “segunda fila”, no negaré que me ayuda mucha gente en mis proyectos, pero el año pasado saqué adelante la feria “RetroMadrid” más sólo que la una porque mi querida AUIC era caldo de su propia receta de “aperturismo”, pero a la larga las asociaciones abiertas como AUIC salen victoriosas porque tarde o temprano se genera una “masa crítica” que da al traste con los intentos de destrucción. Hoy la AUIC supera el medio centenar de socios, muchos de ellos activos, y cada día más gente cree en su proyecto, es cuestión de tiempo (y RetroMadrid 2010 será un claro ejemplo) que esto termine por hacer de la asociación que con muchísimo esfuerzo puse a rodar, una asociación que será muy  tenida en cuenta. Lo de estar en “segunda fila” significa que cuando eres “swapper” tiendes a que mucha gente piense que tu labor no es tan importante, es más, muchos han declarado sin tapujos que a mi me hacen el trabajo otros, bendita ignorancia 🙂

Bueno, afortunadamente toda labor tiene su recompensa, y mi recompensa es que cada día cosecho más amigos allá donde recalo, y que cuando miro hacia atrás, veo que dejo una senda de acontecimientos importantes que van cambiando el destino de otra gente, entonces comprendo que el trabajo mereció la pena.

h1

¿Te quejas de falta de tiempo?

noviembre 29, 2009

Todos alguna vez decimos eso de “no tengo tiempo”, en aras de excusarnos ante familiares o amistades que intentan comprometer nuestro preciado “oro”, sin embargo yo soy una persona que habitualmente no suele dejar algo por hacer utilizando el famoso “estoy muy liado, no me da tiempo”.

Siempre he dicho que organizándose bien nos da tiempo a todo, y si no voy a relataros lo que he conseguido hacer entre las 6:06 am del pasado viernes hasta el momento exacto en que publique esta entrada:

Me levanto y casi sobre la marcha me pongo los pantalones/jersey/camisa/peinarme y al garaje, cojo el coche y a las 6:40 ya estoy en la oficina, enciendo el ordenador, me pongo a revisar correos, escribo algo en el Facebook, a las 7:30 me voy a tomar un café con los compañeros recien llegados, a las 8:04 entramos de nuevo en la oficina, monto una videoimpresora, termino de rematar una oferta, hago una copia de seguridad, me voy a desayunar, conversamos un rato a la vuelta, organizo una serie de correos, cierro una venta en Alcalá de Henares, salgo de la oficina a las 13:50 y a las 14:10 me reuno en administración de la Facultad de Veterinaria, a las 14:40 salgo disparado antes del atascazo y a las 15:10 estoy comiendo en casa de mis padres. A las 16 tras un rato de relax paso por el peluquero y con cierto retraso me corta el pelo, a las 16:50 salgo hacia Carabanchel porque he quedado con una amiga para ir a comprar ropa a Alcorcón, a las 17:15 baja por fin y me regala unas deliciosas galletas de chocolate y canela, nos vamos a comprar y a las 17:40 ya estamos en Kiabi, descubro que en el fondo me gusta ir de compras, elegimos varios jerseys, me enamoro de un jersey de rombos que seguramente terminaré por comprarme, a las 18:45 terminamos de comprar/pagar y disparados contracorriente salimos a Carabanchel, dejo a mi amiga en Plaza Elíptica porque he quedado con otro amigo en Manuel Becerra, son las 19:25, he llegado puntual, mi amigo baja algo tarde, 19:40, salimos disparados a ¡Carabanchel otra vez!, aparcamos y a las 20:05 tomamos un café mientras charlamos de temas organizativos para ExpoGamer 2009, hago unas llamadas, charlamos de cosas trascendentes y finalmente como había quedado con otros amigos en Las Rozas parto a las 21:10 hacia allá con idea de cenar, consigo llegar a las 21:34, casi puntual, cenamos y charlamos de mil cosas, después tomamos algo en un bar cercano y a las 0:50 me marcho para a la 1:10 estar en casa, decido contestar a los correos personales y de la asociación y a las 3:40 me retiro a dormir…

8:40, un vecino con ganas de hacer bricolaje me despierta, intento dormirme de nuevo pero no lo consigo y a las 9:40 me levanto a terminar de hacer la colada, retiro la ropa del tendedero y la coloco bien dobladita en los armarios, intento dormir un rato, no lo consigo, al final tras un par de llamadas marcho a ventas porque tengo una comida en un chino con compañeros de la vivienda digna, llegan y comemos, tenemos después café/debate y a las 18 algo pelado terminamos y me voy a casa porque tengo que preparar algo de cenar, vienen una pareja de amigos, paso por el supermercado, compró cosillas fáciles de preparar y me avalanzo sobre la plancha porque tengo camisas pendientes. A las 21:04 llegan los amigos, abrimos el vino, caliento los aperitivos, vamos picoteando, hablando, vinito, cerveza, y ya casi a medianoche nos marchamos en busca de alguna cerveceria abierta, en la plaza del pueblo de Vallecas sigue cerrada mi favorita, pero probamos a meternos en un pub y hay buen ambiente, me tomo un par de beefeater con naranja, pasamos a la fase de debate abierto sin inhibiciones, ya casi las 2 y pasamos de nuevo por mi casa a recoger un bolso olvidado, decido enseñarles el trastero que quedaba pendiente, bajamos y se me escapa la llave por la fosa del ascensor, que horror, que drama, no vienen hasta mañana porque los de orona te cobran 100 si salen en horario nocturno, como no quiero despertar a nadie me ofrecen dormir en su casa, agradecido marchamos a su casa en la zona de chamberí y llegamos casi a las 3.

Domingo 7:40 am, me despierto asustado, tardo un minuto en ubicarme, es algo pronto e intento dormir, 9:10, no lo consigo, finalmente me doy una ducha y tomo un café, mis amigos siguen dormidos, les dejo y veo que llueve a mares, imposible ir hasta el metro, tengo tos y prefiero evitar problemas, llamo a mi padre para que traiga su copia de la llave de mi casa y a las 10 me recoge, cae granizo, el día parece casi de fin de mundo, llegamos a las 10:25 y parece que ya han pasado los del ascensor, compruebo que mi casa no tiene dos vueltas de llave, ¿habrá abierto el técnico?, mi vecino me ha recogido la llave muy amablemente y se lo comento, el pobre piensa que yo pienso que él ha abierto mi puerta, sin embargo yo me fío de él y le dejo claro que aclararé el tema con orona, tras cerrar me voy zumbando al campo del Rayo, juega la Real Sociedad, el ambiente es tan intenso como mi resaca, en ese momento recuerdo que no eché la llave para bajar al trastero, llamo a mi vecino para aclararlo, el partido comienza de maravilla, dos goles en 20 minutos, empate a 1, 2-1, 2-2, ufff, mi cabeza me duele a horrores, pido ayuda a un responsable de accesos y me acerca hasta el equipo médico (el mismo que atiende a los jugadores) y me atienden muy bien, me dan neubrofen 600 y poco a poco se me pasa el mareo.

El partido sigue tenso, 3-2, otro golazo finalmente de la Real Sociedad 3-3, ambiente de hermanamiento entre aficiones, tensión, finalmente pita el arbitro y salgo pitando para comer con mi familia, 14:15, estoy en Lucero, veo a mi sobrina, cuento mis anécdotas, hablamos de la Navidad y los Reyes, recojo algunas cosillas y a las 15:30 salgo hacia Vallecas, dejo a mi cuñado para que pueda dormir la siesta en su casa de Puerta del Angel, M-30, 15:55 ya estoy en casa, devuelvo una llamada pendiente a mi amiga francesa, tiene un problema con un spyware, lo eliminamos, al rato me pongo a fregar el piso, que ya tocaba, limpio el polvo, comienzo a barrer/fregar, dejo todo esplendoroso, a las 19 termino y el lavavajillas también. 19:15, enciendo el ordenador para navegar un rato, tengo algo de hambre, me tomo restos de la cena del día de ayer, después reviso algunos temas del hogar. Tras tomar un yogur y fruta me lavo los dientes y a las 21 decido escribir esto…

¿Puedo irme a dormir?, creo que en breve lo haré cuando descubra cómo coño me las he arreglado para hacer tantas cosas en un sólo fin de semana 🙂

h1

el destino nos llama (5 y final)

noviembre 20, 2009

El final se acerca, ¿el final?, ¿acaso ha llegado el final de mi vida?, entonces rectifico… se acerca el final de esta aburrida historia que he empezado a relatar de forma inconexa como ya adelantaba.

El lunes tras el fin de semana de “Halloween” encendí el móvil del trabajo y “voila!”, allí apareció el mensaje, era ella 🙂

Soy una persona con poco tacto, lo reconozco, porque me imagino que mi respuesta no sería demasiado convincente cuando pensó que yo era “gay”, pero por si acaso me permito aclarar para mi pequeño público que no, no lo soy, y miren que lo he intentado visto mi éxito con las mujeres, como dice un muy buen amigo mío, soy lesbiano ;-D

Bueno, ¿a qué viene este enganche de la fiesta con el viaje de Marruecos que se canceló o retrasó y que al final terminó en un viaje a tierras mañas?, pues en este caso he de hablar de Steve Jobs, un iluminado al que admiro bastante pese a su despotismo en la fase inicial de la mítica empresa Apple, que llegó incluso a ser despedido de la empresa que cofundó porque amenazaba con llevarla a pique al separar en facciones a sus propios empleados. Decía Jobs en la Universidad de Standford que en su experiencia vital había aprendido que existen una serie de puntos que lamentablemente sólo podemos ver cuando los recorremos, es decir, mirando hacia atrás, y que nos permiten darnos cuenta de que NADA es casualidad.

He dicho al iniciar este relato que el destino nos llama, y por eso quiero decir de la forma más rápida posible que el lunes 9 de noviembre me decidí a salir con la compi de piso de la que hablé, precisamente cuando debía haber estado en Marruecos, y si no hubiese hecho eso probablemente las cosas serían diferentes, peores o mejores, no lo se, pero diferentes.

Son ahora las 7 de la madrugada y apenas he dormido, pero en el mp3 suena “A Happy Ending”, así, sin más, porque ha tocado precisamente esa canción, y sin embargo en apariencia no ha habido tal “happy ending”. Ayer me llevé un nuevo chasco porque de nuevo soy un soltero que pretendía haber encontrado un amor, pero aprendí que detrás de todo lo que nos ocurre está la fuerza de Alguien que seguirá ahí velando por nosotros, y el destino me ha llamado a ser más fuerte. Llevo toda la vida implicado en mil cosas, tengo muchos proyectos personales que quiero llevar a buen puerto, pero de nuevo he escorado en mi proyecto de amar, quizás sea porque no se puede planificar algo que es inplanificable, los informáticos tenemos ese defecto, creemos que el mundo es como los ordenadores, previsibles y un tanto aburridos, pero no, el mundo tal como lo conocemos es un montón de personas que conforman una sociedad compleja y que individualmente es imposible desenmarañar, aunque luego seamos una especie de borregos que no tenemos más remedio que seguir unas rutas comunes.

Mi último mensaje es de agradecimiento, no se si cerraré este “proyecto” de blog o lo dejaré por si puede entretener a alguien, pero quiero hacer patente mi agradecimiento a esa compi de piso que ganó una apuesta que realmente no recuerdo, que me hizo perderme por Madrid y dar rodeos sin sentido pese a que todos los que me conocen saben lo bien que me oriento, hay muchas cosas que tengo que agradecer y pese a que mi tristeza es patente, se que tras unas semanas todo volverá a su cauce y seguiré “agusto” con mi vida, si, mis pasiones son pocas, pero cuando me apasiono soy la persona más feliz del mundo.

h1

El destino nos llama (4)

noviembre 18, 2009

Echemos la vista atrás: estábamos en “Halloween” y yo huía de las típicas fiestas de disfraces. Un amigo de la Plataforma por una Vivienda Digna me escribió esa misma semana invitándome a una fiesta normal y aunque ya tenía otro compromiso con una fiesta de disfraces de otro amigo 😀 , pues por cercanía y motivos varios preferí ir a la fiesta de mi amigo de la PVD, me pertreché de mi camiseta viviendadignera y con ropa informal salí disparado a su nuevo ático en Carabanchel.

Allí me encontré con la sorpresa de ver una fiesta elegante, gente bien vestida, y chicas, muchas chicas, pensé que me había confundido de fiesta 🙂

Sin embargo ese era el sitio al que había sido invitado, así que socialicé como suelo hacer, en fin, hablas de cosas, de trabajo, jijiji jajaja, etc. No soy amigo de fiestas masificadas, pero reconozco que esta había sido muy bien organizada, y en ella había tenido mucho que ver la compañera de piso de mi amigo de la PVD (obvio nombres y todo ese rollo por el tema de la LOPD) que es francesa y tiene muy buen gusto.

Bien, lo que viene a continuación es verídico, ya he expuesto que mi estado de “soltero” era un reflejo de mi situación de bienestar, ¿para que cambiar si estoy bien?, es lógico y mi buena reflexión hice cuando en 2006 terminé la tortuosa relación que tuve en dos fases (una en 2000-2001 y otra en 2006) con la misma chica. Nunca he tenido suerte, reconozcamoslo, no soy cariñoso, no soy apasionado, y sin embargo los que me conocen saben que soy la fidelidad en persona, me considero un devoto de la palabra y la promesa, siempre lucho por cumplir y me tomo muy en serio todo aquello que prometo hacer, aunque a veces no esté comprometido.

Con estos prolegómenos y sin saberlo resultaba que en esa fiesta alguien se había fijado en mi, yo realmente “pasaba por ahí” y el hecho es que no intuí, y ni tan siquiera interpreté las señales que andaban por ahí pululando, porque no era mi objetivo, es como cuando vas al campo a contemplar mariposas y delante de ti pasan mil cosas que para otro serían maravillosas, pero sigues erre que erre con las mariposas sin fijarte en el resto. Pues yo iba a esa fiesta a charlar con mis amigos y ser correcto con el resto de “desconocidos”, sin más pretensión.

Pero en esto que la compañera de piso de mi amigo de la PVD entabla conversación conmigo, y en una de estas con suma naturalidad me deja su tarjeta de trabajo apuntando el teléfono, a lo que yo por educación le dejo mi tarjeta de trabajo con teléfono ya incluido, y ya podéis reiros, os doy permiso, pero os juro que en esos momentos no tenía la más mínima consciencia de lo que pasaba.

La cama me devolvió al estado natural de mi ser, a la mañana siguiente fue cuando con una suma lentitud analicé lo sucedido la noche anterior y ¡coño!, fui corriendo al móvil y había varias llamadas, pero no era su número. En fin, la ilusión quedó en eso, en ilusión. Yo tampoco me veía capacitado para iniciar nada, iba a seguir soltero…