h1

La “Retroburbuja”

marzo 14, 2016

No, ¡no!… no hablo de una burbuja pasada y muy conocida por haber dilapidado una enorme masa monetaria en forma de ladrillo inútil que nos ha provocado una crisis devastadora.

Estoy hablando de una burbuja que reside en el propio colectivo que conforma el mundillo “retro” y que viene gestándose desde hace años. Concretamente en 2009 recuerdo que un buen amigo me habló de la futura “institucionalización” del retro, esto viene ser como una “ley de vida”, y es que con el tiempo cualquier colectivo tiende a organizarse con tal de perpetuar el origen del mismo y aparca sus diferencias mediante asociaciones o agrupaciones.

Sin embargo los años han demostrado que hablamos de un colectivo terriblemente diverso en ideas, concepciones y objetivos que peca de cierta fobia a asociarse y coexistir en colectivo. Desde RetroMadrid 2009 y tras los sucesivos procesos de crecimiento tenemos como resultado que al final la “escena” (el conjunto de personas creativas que normalmente se conocen entre ellas) ha ido disgregándose y, me atrevería a decir que se ha radicalizado en sus posturas.

RetroMadrid era el nexo común para casi todos tal como ya os relaté en su momento a través de la historia de este encuentro de aficionados. Encontramos en la misma que hasta 2010 este evento era un reflejo de la comunidad de aficionados que iba añadiendo de forma natural la grata compañía de muchos personajes de la industria del videojuego e informática en España. El problema del crecimiento parecía solucionado cuando en 2012 RetroMadrid consiguió como sede “Matadero Madrid”, este lugar venía a ser como el centro cultural “El Greco” pero en grande.

En 2012 con 5.000 visitantes y entrada gratuita si lo parecía, sin embargo en 2013 con la introducción forzosa de una entrada de pago, 6.000 visitantes y cada vez más requisitos técnicos y organizativos empezó a mascarse el desastre.

8bitsbubble

La organización de RetroMadrid desde tiempos inmemoriales ha estado conformada por la mismísima “escena”. La han formado personas que además de organizar son a su vez gente conocida del mundillo en sus múltiples vertientes: programadores, músicos, grafistas, coleccionistas, expertos en electrónica, etc. Un ecosistema de gente muy entusiasta, apasionada y que consideraba RetroMadrid un espacio de reunión hasta que el crecimiento desaforado supuso arrinconar la escena y ya en 2012 empezaron a no verse reflejados.

Muchos ya en 2010 mostraron su disconformidad con este crecimiento y el que cada vez fuese un evento más mediático. La “escena” siempre ha tenido mucha endogamia, baste como ejemplo las mismas RUs de MSX de Barcelona que cortaron en seco la pretensión de crecer y prefirieron (con el precio de haber estado a punto de desaparecer) mantener su esencia tras el exitoso Salón del MSX de 2000.

El problema de la “retroburbuja” es muy sencillo: somos los mismos de siempre con cada vez menos apoyo interno y una creciente división causada por los años de divergencias de criterios, objetivos e intereses. Es curioso porque cogiendo a cada persona por separado un observador externo diría que todos tenemos prácticamente los mismos objetivos: ver a nuestros amigos, compartir, crear, divulgar y disfrutar de la afición. Acto seguido empiezan las divergencias: “pues yo programo en BASIC y ese en ensamblador; esto es basura comercial, esto otro es “homebrew” y mola; RetroMadrid es para lucrarse y en cambio esta T-party es la polla; yo no quiero que venga gente de fuera, yo si porque quiero que venga mucha para enseñar lo que he hecho, yo la verdad es que quiero ser famoso y busco “followers” a mi canal de Youtube (nadie lo dice, pero lo piensan); ese es un capullo y no quiero verle ni en pintura, este otro es un cabrón que me insultó hace 15 años y si ese viene a esta reunión yo no voy…”

¿Os suena?, ¡claro que os suena!, especialmente si habéis sido organizadores de eventos y habéis tenido que lidiar con más de un centenar de personas y sus relaciones interpersonales. Conozco de primera mano decenas de casos y esto ha sido causa de disoluciones de grupos de programación, cabreos entre programadores y grafistas (conozco sin exagerar ya 7 casos), enfados entre organizadores, guerras entre expositores, disputas de toda índole y aunque en su día estas peleas se dirimían en foros y grupos de IRC Hispano, hoy día se trasladan o apartan a un “retrolimbo” en el cual damos una cara en las redes sociales de “todo va bien y hay buen rollo”, mientras por detrás todos sabemos que empieza a haber un cisma terrible en el mundillo. Añadamos que desde fuera nos han llegado auténticos parásitos para tratar de inyectar problemas y dividirnos con objetivos lucrativos o simple ambición, sin saber que somos para bien o para mal una gran familia y una familia mal avenida terminará simplemente MAL.

runzx-black-v13

Tiene narices que al final tras haber crecido tanto estemos regresando al formato en el que se gestaron los grandes “retroeventos”. Cuando nos hemos querido dar cuenta hemos inundado de RUs la geografía española siguiendo la estela de la comunidad del MSX cuyo medio de cohesión era este pese a las decenas de peleas internas que teníamos y tenemos. Algunos “retroeventos” son en realidad reuniones de aficionados y coleccionistas, pues por contenido no comercial y la forma de gestionarlo no se pueden considerar en absoluto eventos masivos.

El problema es que los años hacen cada vez más difícil la cohesión y las malas relaciones se enquistan en la escena “hardcore”. La tendencia al individualismo es cada vez mayor y eso pone en peligro incluso las RUs, ya que el sostén básico ha de ser un trabajo en equipo o bien habrá siempre alguien detrás sobrecargado de tareas que tarde o temprano terminará quemado.

¿Y si es esto de las RUs lo que en realidad demandamos?, pues personalmente creo que es así debido a que en una sola RU tienes más tiempo de hablar con los que comparten tus intereses, de este modo se afianzan más relaciones que probablemente en varias ediciones de un gran “retroevento”. ¿Qué futuro tienen los grandes “retroeventos” si el aficionado y miembro de la escena así lo demanda?, pues francamente, no lo tengo claro. Creo que en el equilibrio está la perfección y que los grandes “retroeventos” tienen sentido, pero también son muy necesarias las RUs para que esos aficionados de la “escena” puedan sentirse en su salsa.

El MSX pasó una crisis muy seria hace ya más de una década y costó bastante retomar un ritmo de producción razonable que permitiera mantener la afición en activo. La escena de Spectrum ha crecido de forma notable y a la par tanto Commodore como Amstrad ya tienen sendas RUs todavía pobres en cuanto a novedades para sendos sistemas, aunque cuentan a la vez con un gran potencial para afianzar relaciones creativas entre usuarios que generen sinergias para producciones futuras.

Tengo la sensación de que todavía estamos a tiempo de encauzar nuestros esfuerzos para así tejer de nuevo lazos y con ello evitar disgregar (aún más) la “escena”. RetroMadrid explotó de forma evidente ante los ojos de la comunidad de aficionados y con su explosión muchas relaciones se quebraron. Todo esto era algo que ya venía de lejos y no podemos obviar que el crecimiento es algo que no siempre se sabe gestionar. La autocrítica es algo que conviene aplicar en estos momentos como colectivo. Debemos desgranar nuestros errores y sobre todo tenemos que tratar de funcionar menos por el “amiguismo” y más por los intereses comunes. Cuando pesan más las diferencias personales el colectivo pierde en calidad y capacidad de mejora.

En cualquier caso quede un apunte final: siempre podemos volver a nuestra habitación y encender nuestro viejo ordenador para así jugar y, si acaso, crear algo para nosotros mismos. Acto seguido lo apagaremos y probablemente sintamos que nos falta algo.  ¿No será quizás el gustazo de poder compartirlo con los demás?

 

 

Anuncios

7 comentarios

  1. Mi experiencia con el retro es reciente porque descubrí la escena a raíz de hacer un juego para Spectrum en 2014, pero si he estado activo en asociaciones para promover software libre desde el 2003, y lo que cuentas es una descripción perfecta de lo que pasó con los grupos locales que organizaban jornadas y quedadas.

    Es cierto que lo que es un tema distinto y que el retro no tiene los mismos objetivos y que no hay “un fin” tras el cual los eventos y las RU ya no tienen sentido. Pero si veo similitudes si nos fijamos en la edad de los participantes (y de los sistemas, por qué no).

    Yo por mi parte me lo estoy perdiendo todo por andar por UK, que aquí el tema retro no ha experimentado esa explosión que comentas. Y con eso termino: hay que disfrutar, porque puede que nos esperen tiempos peores.


    • Gracias Juanjo. Me encanta leer esto: “Yo por mi parte me lo estoy perdiendo todo por andar por UK, que aquí el tema retro no ha experimentado esa explosión que comentas.”

      Precisamente mi preocupación parte de la observación de que a toda “burbuja” le sigue una terrible depresión que podría echar por tierra tantos años de un fenómeno genuinamente español (Andreas Lange en RetroMadrid 2012 lo corroboraba). Para lo bueno y lo malo el español es muy apasionado, por lo que sería una pena que esa pasión mal gestionada termine por dejarnos a todos en el punto de partida: la endogamia. Y ojo, no es una crítica, pero no creo que sea lo que quiere la mayoría de usuarios en activo.


      • Si me permites clarificar: sí es cierto que hay eventos retro en UK (por ejemplo Play Expo en Manchester, Blackpool, Glasgow, Margate, etc), lo que no he visto son eventos centrados en un solo sistema quizás.

        No creo que lo que estamos viviendo en el tema retro sea un fenómeno exclusivamente español (que ahí creo que has estado acertado en lo referente a que la endogamia no es nada sana), pero sí es cierto que los niveles de popularidad que se están alcanzando no son sostenibles.

        Pon por ejemplo los nuevos juegos que han salido para Spectrum en los últimos 2 o 3 años. No creo que ese nivel se pueda mantener, porque la gente perderá interés (o el tiempo libre).

        La XBox se lanzó hace 15 años, y para muchos ya va siendo un sistema clásico, y ahí es por donde vendrá el cambio. A mi esos sistemas no me dicen nada, e imagino que es el caso (o no) para otra gente.

        Un saludo.


      • Sigo con asiduidad cualquier novedad al respecto, por ejemplo: http://www.msxblog.es/el-msx-estara-presente-en-play-expo-2015/ 🙂

        El fenómeno es evidente que trasciende a nuestras fronteras, pero en otros países tal como pasa con UK resulta que los que regresan son empresas con objetivos lucrativos. Tampoco critico el ánimo de lucro, critico en exclusiva la confusión que existe con RetroMadrid desde hace años: NO es un evento comercial y tampoco lo será, pero injustamente la comunidad de aficionados etiquetó de “comercial” a RetroMadrid y al final la identidad se diluyó.

        En España si existe un fenómeno específico que va más allá de la simple “demoscene”. La cuestión es que no queda claro como canalizarlo pues todavía no existe un concepto claro de qué busca la gente en RetroMadrid: ¿retroindies?, ¿exposiciones?, ¿videojuegos para 8 bits?, ¿todo a la vez?. Sea como sea bien lo dices, no es sostenible y menos con una organización “amateur”, pero tampoco lo es para una organización “profesional” ojo, de ahí que RetroMadrid de momento haya muerto de éxito.

        Saludos!


  2. No me siento cómodo con la etiqueta retro, tampoco analizo en profundidad lo que sucede o sucederá, disfruto de mi ordenador y de los amigos que tienen la misma devoción por mi sistema preferido desde siempre. La única cosa que tiende a enturbiar la escena es no respetar la manera que cada uno tiene de disfrutar la máquina, no es necesario estar siempre empujando, pero sí apoyando a quien lo hace. Lo que tengo claro es que para mi lo nuevo en MSX despierta más interés que lo viejo.


  3. […] El blog que busca su lugar en el mundo « La “Retroburbuja” […]


  4. […] RetroMadrid es complejo pero a la vez sencillo. Lo que es más difícil es hacer entender que vivimos una temible retroburbuja que de no identificarse y tratar a tiempo es probable que nos haga retroceder a años pretéritos, […]



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: