h1

RetroMadrid, la historia de un sueño hecho realidad (8)

junio 25, 2010

2004 era el año “elegido” para el cambio,  y además el mejor ejemplo para demostrar la teoría de los puntos interconectados que Steve Jobs avanzó  en su memorable charla de Standford.

Para mi era un año importante, iba a cumplir 25 años y me daba cuenta de que en mi entorno las cosas se transformaban de forma irremediable, no ya sólo a nivel de MSX/retro, puesto que este año comencé a ser una persona “activista” y me lancé de forma decidida a atacar el problema de la especulación  inmobiliaria en la Plataforma por una Vivienda Digna, donde José Luis Carretero había de algún modo sintonizado conmigo dando con las claves del problema, claves que naturalmente no fueron tenidas en cuenta y que nos han conducido a la actual crisis.

Pero sin desviarnos en exceso, regreso a MadriSX y su apertura como feria:

A finales de  2003 conocí a Juanjo, una nueva figura que centralizaba la gestión de actividades culturales en Latina, y que fue muy importante mientras tuvo la responsabilidad de “puentear” la figura de director del centro cultural, ya os explicaré porqué. En 2004 MadriSX & Retro sin duda empezó a perfilar de algún modo su situación actual, y es que pese a sólo recibir 144 visitantes, la “previa” de la feria fue para nosotros sin duda espectacular, porque de repente muchos medios comenzaron a hacerse eco de este acontecimiento, y periódicos como “La Vanguardia” y grandes portales como Barrapunto, Computer Emuzone y Meristation contribuyeron a su crecimiento más a post feria, que a pre feria.

Otro hecho importante a resaltar fue la creación en 2003 de un grupo de “inversores” en MadriSX, personalmente no quería más sustos económicos como el de 2001 y varios miembros del club decidieron “arriesgar” un montante de entre 20 y 50 € a cambio de futuros beneficios si la feria era rentable, y efectivamente, fue muy rentable y la inversión inicial se multiplicó varias veces, de hecho las ganancias fueron reinvertidas en la futura AUIC.

Es cierto lo que comentaron los compañeros del sistema Spectrum en sus “news”, porque aquella feria de 2004 parecía un “erial”, era nuestro “erial”  particular y con el que habíamos estado felices muchísimos años, no queríamos crecer, y realmente los usuarios de MSX se ausentaron esta edición, salvo los muy habituales, pero por fortuna otra mucha gente  de Amstrad, Spectrum, y sistemas varios “cubrieron” esa triste baja y maquillaron de algún modo lo que podría haber sido un fracaso.

Y en medio de todo eso estaba yo, para bien y para mal, porque precisamente  en 2004 se gestaron muchas cosas que marcaron el futuro de esta feria. En primer lugar la feria para casi todos  fue un éxito, ya que cubría todo el espectro de sistemas que en los 80 marcaron el panorama informático a nivel comercial, con ciertas ausencias que por fortuna irían cubriéndose años después. En segundo lugar la feria tuvo un éxito mediático sin precedentes, de lo que deduje que esta feria tenía un potencial, ¿pero cuanto?, ni hoy 25 de junio de 2010 lo tengo claro. Y finalmente, los que estuvimos en esa primera “MadriSX & Retro” lo pasamos muy bien, pero hubo un problema…

No habíamos madurado aún como colectivo. Ese y no otro era el problema, porque nunca antes de haberme lanzado a esta aventura de organizar encuentros me había encontrado con un panorama tan desalentador. Los de MSX criticando la “apertura” de la feria y que los del “Spectrum” invadiesen su territorio. Los del Spectrum hicieron literalmente un “gueto” dedicado a su sistema y apenas salían de su espacio, los que se mezclaban lo pasaban sin duda mejor, pero muchos iban a ver a sus amigos y apenas curioseaban lo de los demás. A post feria esto se revelaba en ciertos comentarios que criticaban ya en su primera edición aspectos como el nombre de la feria, a añadir una falta de humildad tremenda de ciertas personas que literalmente decían que lo suyo era lo mejor y el resto “ni merecía la pena”. Yo recibí presiones por todos lados, tened en cuenta que en mi “escena” particular de MSX yo me desenvolvía muy bien, conocía a casi todos y no se cortaron muchos en decirme que vaya mierda eso de que entrasen los Spectrum. Yo era sin duda mucho más “radical” del MSX que todos ellos juntos cuando en 1998 defendía a capa y espada el MSX, pero en 6 años había cambiado mucho recorriendo mundo y conociendo a coleccionistas como Museo8bits ó Chuchex, ambos me abrieron los ojos y comprendí que los de MSX íbamos de sobrados por la vida, y que había muchos más sistemas igualmente atractivos, cada cual a su nivel.

http://www.webgrupos.es/thread-85-0-4904-57/retromadrid-2009.htm

Cuando digo que recibí presiones, es que realmente me estaban manipulando por todos lados, y cada cual “barría a su casa”, y sin embargo en ese tira y afloja tuve que pecar de “prepotente” antes que de maleable, para evitar que eso se convirtiese en una feria de unos pocos, luché denodadamente por evitarlo y obviamente me corrieron a gorrazos desde uno y otro lado. La corriente bipolar me afectó especialmente en 2005, pero no quiero adelantar acontecimientos.

Regreso a 2004, 11 de marzo, una fatalidad nos sorprende a primera hora de la mañana, 192 personas mueren en un cruel atentado múltiple contra la red de cercanías madrileña, entre los afectados la hermana de un visitante de la pasada MadriSX & Retro y la mujer de un amigo. El 14 de marzo de 2004 cumplía mis 25 años y esa tragedia me hizo sentir que el mundo se precipitaba al vacio, el 11-S, que de algún modo pudo marcar aquel noviembre negro que sufrí en 2001, ahora se transformaba en 11-M y nuevamente la negatividad se apoderaba del mundo a través de los televisores.

En verano de 2004 asistí a RetroEuskal, la recien nacida hermana de “RetroMadrid” por aquel entonces, que también era participativa y en la que fuimos desde Madrid unos cuantos a apoyar su nacimiento, fruto de ello se hizo la conferencia “¡VIVEN!, panorama actual de los 8 bits”.  La conferencia tuvo una asistencia más que digna y S.T.A.R. puso al público en vilo durante 40 minutos de agitación “obsoleta”, Josetxu e Iñaki también compartían mesa y me siento muy contento de haber estado allí presente viendo nacer tan loable iniciativa.

Poco después y en orden sucesivo asistí a Desenzano di Garda (Italia), invitado por Marco Casali, allí se celebraba otro encuentro de informática clásica como me dio por llamarla tras leer la definición del “vintage” que tanto se usaba en muchos artículos de Arroba. No dejaba de sorprenderme con tanta variedad de aparatos, y en mi cabeza empezó a gestarse el proyecto de intentar retomar el asunto del  museo español de informática que el “payaso” aquel que se cruzó en mi vida terminó por hundir.

Por si fuera poco, presenté una propuesta de ponencia en “Mundo Internet 2005” y en noviembre de 2004 me enteré de que la habían aceptado, así que con ayuda de Antonio “Grijan”, Nestor “konamiman” y Daniel Berdugo dimos forma a un artículo muy interesante relacionado con las telecomunicaciones en sistemas clásicos.

Y así las cosas llega 2005, con los deberes bien hechos se presentaba la edición más completa de cuantas celebramos. El salto cualitativo y cuantitativo fue brutal y me vi obligado a cerrar las actividades de “MSX Power Replay” cuando vi que ya no podía seguir prácticamente sólo organizando todo esto, ¿pero qué podía hacer para sacar adelante una feria en crecimiento y poder sobrellevar tantas actividades relacionadas con la informática clásica?… ¿Una asociación?. Mi madre me dijo que me lloverían “marrones” por todos lados y que luego nadie me lo agradecería, no se porqué no le hice caso 😉

Y así fue, porque empezaba a conocer muchos grupos fuera del ámbito de MSX,  y no me importa decirlo; había dejado al MSX de lado, en aquellos momentos seguía asistiendo a Barcelona viendo como reunión tras reunión la cosa flojeaba más y más, mientras en MadriSX veía con claridad que algo “nuevo” se  avecinaba a nuestro panorama particular.

307 visitantes, un nuevo área dedicada a Dreamcast de la mano de otro grupo al que acogimos con los brazos abiertos otorgándoles un espacio exclusivo, y encima celebrábamos 10 años de MadriSX, un broche de oro para tantos años de esfuerzo.

Creo importante copiar literalmente algo que escribí en 2005:

El pasado 5 de marzo de 2005 asistían a la feria MadriSX & Retro unos 307 visitantes y 21 expositores, dejando repleto todo el espacio disponible, (que este año habíamos ampliado) alcanzando el límite en el que ya no podemos plantearnos crecer de algún modo en la ubicación actual. Nunca está de más afirmar con rotundidad que el éxito de estas ferias solo puede atribuirse al visitante y expositor, cuando una feria genera movimiento e inercia, la organización se limita a poner un espacio y organizarlo, nada más, el resto depende de las ganas y ambición de los que conforman esta feria. Es por ello que agradecemos vuestras felicitaciones, pero os aseguramos que hemos sido casi los mismos organizadores durante todos estos años, fracasos y éxitos quizás ayuden a conseguir la fórmula idonea.”

Quizás esto por si mismo no signifique mucho, pero cuando decía estas palabras, lo hacía sabiendo la que se avecinaba, porque desde 2005 comencé a intentar crear el mismo “sentimiento” de grupo o sociedad que ya se había logrado crear en el sistema MSX, donde la gente se sentía integrada y salía de su círculo habitual. Madrid es por situación geográfica el lugar que logra esos milagros, y yo de algún modo era el que estaba “liderando” con una “miniferia” ese cambio.

En 2005 empecé a gestar la actual “Asociación de Usuarios de Informática Clásica” que creo por fin  va a empezar a rodar por si sola sin depender de mi. En 2005 vi muchas cosas claras, y el hecho de haber estado al pie del cañón tantos años me había dado una visión global de nuestra problemática, ello me animó a sentar las bases de una nueva feria abierta y participativa, así como una asociación con igual espíritu. En una sociedad como la española estos retos son muy difíciles por nuestro carácter individualista, donde la “asertividad” brilla por su ausencia y donde las iniciativas suelen ser muy “persona-dependientes”, si no hubiese logrado crear un EQUIPO de gente, la edición de 2010 no habría sido posible.

Mi “criatura” crecía, y 2006 fue el comienzo del “desastre”, un “desastre” que me haría sufrir y madurar mucho (si amigos, todavía más). Siento decir que estos años han sido muy difíciles y que sin RetroMadrid 2010 tendría que haber abandonado para siempre este ilusionante proyecto en el que me embarqué cuando ni tan siquiera sabía quién era yo, y qué hacía metido en este mundo. Ahora 15 años después me doy cuenta de que he sido un “catalizador” de ilusiones, en definitiva,  no he sido más que una miserable pieza de todo un engranaje que admiro profundamente, y sin gustarme la programación, sin ser buen diseñador, sin tener ni pajolera idea de música, sin ni tan siquiera ser un jugón, he logrado ver crecer año tras año una feria que me ha costado sudores mantenerla viva.

Pronto llegará la fase más complicada de “MadriSX & Retro”, donde los viejos componentes de MSX Power Replay terminaremos por desesperarnos al ver que no llegamos a abarcar el crecimiento de la feria, para colmo regresará la figura del director del centro cultural y en 2006 veremos como eso fue un “lastre” para las relaciones con algunas personas que nunca comprendieron que hacíamos esto para pasarlo bien, no para sufrir leyendo críticas ácidas con poca visión constructiva, yo para sobrellevar todo eso empecé a generar una “armadura” que me permitió empezar poco a poco separar lo que merece la pena de lo que no, y el resultado será muy claro, no os lo perdáis.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: