h1

RetroMadrid, la historia de un sueño hecho realidad (3)

mayo 21, 2010

Seguimos  nuevamente recorriendo la interesante senda que convirtió una pequeña reunión de “frikis” en una concentración masiva de aficionados de todos los sistemas “obsoletos”…

…En 1996, año que resultó ser  muy positivo en lo que respecta a la expansión de la red de redes, muchos pioneros españoles empezamos a utilizar el correo electrónico de forma masiva para así entablar por primera vez contactos a lo largo y ancho del planeta, tanto es así que conocí a Takamichi Suzukawa, un curioso personaje al que tendría la agradable ocasión de conocer en directo.

Retornando a MadriSX cuando aún no era conocida como tal, queda decir que  en diciembre de 1996 seguí “experimentando” con las fechas a ver si alguna resultaba adecuada para que la gente pudiese viajar a Madrid, dado que la reunión se nutría en un 80% de visitantes foráneos. Tras un “sesudo” análisis de estadísticas vacacionales resultó que el Puente de la Constitución parecía ser apto para una reunión, y así lo dispuse, fijando esas fechas para  celebrar una nueva edición que ya habia anunciado en vivo y en directo en la reunión de Barcelona, pero como veremos fue un gran error casi solapar las fechas de dos reuniones de tanto calado y para colmo elegir fechas invernales (y un tanto infernales).

Hielo, nieve, heladas, nieblas por doquier… muy pocos de los habituales quisieron venir entre unas cosas y otras, la feria no llegó ni a los 60 visitantes, y eso que una vez más presentábamos una exclusiva, en este caso el nuevo interfaz IDE, que, sin duda, ha sido el hardware más vendido en la historia del MSX. Pero no, no habíamos acertado con la fecha y de algún modo me tomé un año sabático, casi de reflexión diría yo, porque la reunión había sido un fiasco y tan sólo la salvó un CD de japonesitas ligeras de ropa que Takamichi nos envió desde Japón 🙂

1997 era el año en que cumplía por fin los soñados 18 años, y es el año en que todo empezó a precipitarse, porque alguno me dijo aquello de que “a los 15 verás que el tiempo corre más deprisa”, pero es que a los 18 el cronómetro vital empezó a acelerarse casi sin control.

Aprovechando mi mayoría de edad no tardé ni tres semanas en coger un avión y marcharme con los mismos que me acompañaron a Barcelona meses antes, ¿a donde?, pues a Tilburg… quería disfrutar de mi primera experiencia en una feria de tanta caché, y no sólo eso, también me dispuse a ejercer labores de representación montando un expositor para el club. Aquella feria me aportó bastante, porque no era ya sólo el ambiente que ya conocía del viaje que hice tan sólo un año antes a Holanda, sino que además añadía la responsabilidad de representar a un grupo de usuarios ante cientos de visitantes que cada año llenaban un polideportivo en este sureña ciudad del norte.

Me sorprendió el interés que mostraron muchos por nuestras actividades, y eso que nuestra mesa tampoco era una maravilla en cuanto a su aspecto, pero la gente se paraba y preguntaba extrañada por “eso del MSX en Madrid”, porque  a nadie le sonaba que en Madrid se hicieran cosas, y menos reuniones de MSX. Pues bien, con mi inglés macarrónico comencé a hacerme entender, y a muchos les expliqué las maravillas del hardware que LP desarrollaba, o los recopilatorios (los primeros que se hacían para MSX) Xtory que en CD venían a cubrir las necesidades de todo usuario que no ha podido ni de lejos conseguir todo el soft disponible para este maravilloso sistema.

Pero yo iba a por algo más, y de allí me empecé a llevar amistades, quizás sea fácil entablarlas en ambientes de este estilo, ya que la gente que “se mueve” suele tener un carácter especial, y conocí a Koen, Marco, Rob, Zander, e incluso me vi con conocidos que desde Barcelona habían venido a dejar el pabellón español bien alto.

Tilburg_tren

Sigo sorprendido (ahora) por mi capacidad innata para organizar y movilizar a personas que de otro modo seguramente nunca se habrían “lanzado” a participar de forma activa en el mundo del MSX, porque el hecho de haber coordinado toda la logística de este viaje tras la penosísima experiencia de Barcelona (en el sentido logístico, que conste), donde no pudimos dormir en hostal/hotelillo alguno porque la ciudad estaba petada, pues me animó a hacer las cosas bien y baratas, y sin saber mucho del tema reservé vuelo con Virgin Express, reservé hotel en un F1 que se encontraba en Waalvijk, a unos 18 km de Tilburg, me encargué de que nos echasen una mano los de CGV para el transporte, hice la reserva de stand, pago del mismo, coordiné la tesorería de las ventas, gestioné los pagos a los “proveedores”, preparé los horarios de los trenes…

Lo saben muchos por experiencia, y es que después de esto cada año me he dedicado a preparar viajes a diferentes sitios y lugares, coordinando hasta el más mínimo detalle, a veces incluso me agobia la sensación de que organizo la cosas demasiado, sin dar lugar a la improvisación, ese es un arte que fui aprendiendo años después.

La expansión del club durante 1997 fue meteórica a raiz de la visita a Tilburg, contacté con cada vez más gente y empecé a distribuir absolutamente de todo, una de las distribuciones más importantes fue la de los MSX-2 Philips NMS 8245 procedentes de Italia que importé gracias a Miri y mi buen amigo Bruno Querzoli. Estos ordenadores trajeron a nuevos usuarios que saltaron del MSX-1 al MSX-2, salto que por cierto no he descrito, pero que en mi caso se produjo en 1994 finales, cuando llegó mi MSX-2 NMS 8250 procedente del País Vasco.

El club ya tenía fichados a 115 usuarios en Madrid, y los Xtory tenían muchísimo éxito, y sobre todo gracias a ellos podía permitirme los gastos que me suponía viajar, tener acceso a Internet, etc.

Otra cosa destacable en 1997 fue la gran expansión de fanzines de MSX en todo el mundo, porque nacieron en Brasil, Argentina y otros paises revistas de este estilo que por fortuna íbamos conociendo y que cubrían información de las actividades que realizábamos en nuestro club. Al final el año sabático vino estupendamente, pude sacarme el carnet de conducir, también tuve tiempo de hacer muchísimos contactos y así coger un rodaje que en 1998 resultaría definitivo, ya que en marzo de 1998 fue cuando oficialmente nació MadriSX tal como la conocieron la mayoría de usuarios. Hasta entonces todo había sido un cúmulo de ensayos y errores, en definitiva, todo había sido un camino de crecimiento y experiencia que nos dio, y me dio, mucha fuerza para en 1998 “revolucionar” en cierto modo la feria del MSX en Madrid…

Pronto os narraré como a finales de 1997 viajé de nuevo a Barcelona en un viaje irrepetible, pura aventura y pura adrenalina para mi recien estrenado carnet de conducir 😀

Anuncios

One comment

  1. […] RetroMadrid, la historia de un sueño hecho realidad (3) […]



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: