h1

Atasco, la palabra maldita (1)

noviembre 24, 2009

Desde que existen las polis, existen los atascos y aglomeraciones, pues habría que remontarse a la época romana y los grandes foros para ver que en ocasiones acceder a las grandes ciudades y poblaciones podía suponer un ejercicio de enorme paciencia.

Sin embargo no es hasta nuestros días con la popularización del vehículo privado y las grandes infraestructuras cuando hemos visto los efectos más perversos de esas aglomeraciones puntuales que se pueden formar en cualquier sitio y lugar. Es por ello que me propongo realizar un análisis no muy detallado pero si sumamente ilustrativo que nos permita hacer un esbozo de las causas y consecuencias del tráfico rodado sobre nuestras infraestructuras.

Es curioso que sean los físicos los que estudian nuestros atascos en base al comportamiento de los fluidos, y es que los fluidos resultan lo más aproximado a nuestros vehículos circulando en autopistas e infraestructuras viales, en base a este comportamiento ellos se encargan de analizar esos puntos que originan los temidos atascos, lugares muy concretos que a veces son tramos de tan sólo 200 metros donde un simple estrechamiento puede dar lugar a un terrible tapón que probablemente sólo se elimine cuando hayan pasado incluso varias horas desde su formación, persistiendo incluso cuando el flujo de tráfico sea menor que el que había antes de su comienzo.

Sin embargo yo entiendo que los atascos tienen un gran componente psicológico, y por ello voy a ahondar en este punto dejando la física para otros, pues no es precisamente mi campo favorito…

Anuncios

2 comentarios

  1. […] aquí lo que ya sabemos y que han tratado miles de webs, de hecho en este mismo blog traté con detenimiento el atasco y sus causas, que por cierto fue destacado por WordPress entre los blogs que […]


  2. […] En un verano y tras apenas 100.000 pelas gastadas ya tenía un carnet de cartón rosado que tenía muchísimas ganas de estrenar, tanto es así que quedé con 2ndF (los del Xtory) en su casa de Hortaleza y aún sin tener carnet saqué el coche del garaje y me fui a la autoescuela a recogerlo (!!), y sin copiloto ni nada, sin haber recorrido por mi cuenta nunca la ciudad (en coche) me fui a la M-30 y posteriormente M-40 en medio de la hora punta, vamos, que alguno todavía cantará eso de “ole mis cojones”, y hoy, 340.000 km después, aún no tengo coche en propiedad y sigo sin haber sufrido percance alguno que tenga cierta seriedad, por eso me lancé a realizar un análisis de los fundamentales del tráfico (ver Atasco, la palabra maldita). […]



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: